jueves, 12 de febrero de 2015


Crítica: Tinker Bell y la Bestia de Nunca Jamás
Título original: Tinker Bell and the legend of the Neverbeast

*** (BUENA)

Estados Unidos. 2015. 76 minutos. 
Director:Steve Loter. Guión: Tom Rogers, Robert Schooley, Mark McCorkle, Kate Kondell. Producción: DisneyToon Studios. Productor: Michael Wigert. Productor ejecutivo: John Lasseter. Música: Joel McNeely. Director de arte: Ellen Jin Over. Elenco: Ginnifer Goodwin,Mae Whitman, Megan Hilty, Lucy Liu,  Raven Symone y Anjelica Huston. .
Distribuidora: Buena Vista
Fecha de estreno en Argentina: 12 de febrero  de 2015
Calificación: ATP (Apta para todo público)


“Tinker Bell y  la Bestia de Nunca Jamás” es la sexta película producida por DisneyToon Studios, spin off del clásico de Disney “Peter Pan” (1953) pero a diferencia de las películas anteriores, en esta oportunidad, la popular hada antiguamente conocida como Campanita tiene un rol secundario, ya que le dejó el protagónico a su amiga Fawn.
La película cuenta la historia de Fawn, el hada protectora de los animales en la tierra de Pixie Hallow. Para esta aventura, el personaje fue rediseñado, suavizaron sus rasgos y le dieron mayor expresividad facial, a lo que hay que sumarle un cambio de vestuario y peinado.
La aparición de una criatura misteriosa genera miedo entre las hadas, con excepción de Fawn, quien tras varios encuentros, descubre que más allá de la apariencia, la bestia, bautizada Groof, es buena. Por el contrario, Nix, la líder de las hadas exploradoras, la considera un peligro, por lo que Fawn decide proteger a su nuevo amigo con la ayuda de sus amigas. Entre Groof y Fawn surge una relación de amistad muy intensa, que recuerda un poco a la de Hipo y Chimuelo en “Como entrenar a tu Dragón”, que llevará a que el hada arriesgue su propia vida para mantenerlo a salvo.
Su director, Steve Loter, logra un buen entretenimiento con momentos de humor y un mensaje claro: no dejarse guiar por las apariencias. El film, destinado principalmente a niñas de entre 4 y 9 años plantea en sus 76 minutos de metraje, secuencias de acción, aventuras, un poco de misterio y un final con escenas de cine catástrofe.
Con un final que puede dejar al borde la lágrima a las niñas más pequeñas, “Tinker Bell y la Bestia del Nunca Jamás” cumple con su principal objetivo: entretener a la platea infantil. 

Trailer de "Tinker Bell y la Bestia de Nunca Jamás"



Dalinger, E. Ezequiel.


No te olvides de hacerte Fan en Facebook.com/zonadeanimacion

0 comentarios :

Publicar un comentario