viernes, 13 de marzo de 2015


Crítica: Barbie. Super Princesa
Título original: Barbie in Princess Power

** (REGULAR)


Estados Unidos, 2015. 75 minutos. 
Director: Zeke Norton. Guión: Marsha Griffin. Elenco: Kelly Sheridan, Britt Irvin, Rebecca Husain y Michael Kopsa. Diseño de producción: Patricia Atchinson. Edición: Colin Adams. Música original: Jim Dooley. Productores: Margaret M. Dean y Shelley Dvi- Vardhana. 
Distribuidora: Distribution Company Sudamericana. 
Fecha de estreno en Argentina: 12 de marzo de 2015
Calificación: ATP (Apta para todo público)


Concebida como un producto menor, destinado al mercado hogareño en Estados Unidos, “Barbie. Súper Princesa” llega a los cines de Argentina para presentar a la muñeca más famosa del mundo como una súper heroína.
Creada en 1959 por Ruth Handler, en 2001 Barbie se convirtió en una actriz animada cuando le llegó su primer protagónico en animación CGI, con "Barbie en el cascanueces", editada para el mercado hogareño.  Luego del gran éxito obtenido, Mattel año tras año estrenó películas ambientadas en mundos de princesas y hadas, acompañando cada lanzamiento con una nueva franquicia de juguetes y accesorios.
En esta oportunidad Barbie es la princesa Kara, quien al ser besada por una mariposa mágica, obtiene súper poderes que la transforman en Súper Diamante. Ella decide utilizarlos para enfrentarse a los criminales, pero lo que no sabe es que el Barón Von Ravendale está preparando un plan para quedarse con el reino. Kara solo podrá triunfar dejando de lado su rivalidad con su prima, una súper heroína llamada Diamante Oscuro y unan fuerzas para vencer al villano.
No se explicará aquí lo que representa Barbie para las niñas, ni su impacto cultural, porque considero que quien pague por una entrada de cine para ver esta película sabe a lo que se expone. “Barbie. Súper Princesa” se trata de una propuesta simple para un público de pequeñas niñas sin mayor expectativa que ver a su muñeca en la pantalla grande. Lo que sí se puede advertir es que la película carece de cinematografía. Su director,  Zeke Norton, se limitó a hacer una puesta de cámara televisiva, con una animación con poco detalle, que limita entre un video juego y un programa de televisión. Cabe destacar, que el relato se hace ágil, gracias al buen ritmo y que el director realizó algunos guiños al mundo de los súper héroes, utilizando en algunos primeros planos dentro de las secuencias de acción, fondos que simulan ser los de las viñetas de historietas.
“Barbie. Súper Princesa” es una película menor que sólo disfrutarán las pequeñas niñas fanáticas de la muñeca.


Trailer "Barbie. Súper Princesa"


Dalinger, E. Ezequiel


No te olvides de hacerte Fan en Facebook.com/zonadeanimacion

0 comentarios :

Publicar un comentario