jueves, 26 de noviembre de 2015


Crítica: UN GRAN DINOSAURIO
Título original: The good dinosaur

**** (MUY BUENA)

Estados Unidos. 2015.  93 minutos. 
Dirección: Peter Sohn. Guión: Meg LeFauve. Producción: Denise Ream. Producción ejecutiva: John Lasseter, Lee Unkrich y Andrew Stanton. Una producción de Pixar Animation Studios. Elenco (voces en la versión original en inglés): Jeffrey Wright, Frances McDormand, Maleah Padilla, Ryan Teeple, Jack McGraw, Marcus Scribner, Raymond Ochoa, Jack Bright, Peter Sohn, Steve Zahn, Mandy Freund,  Steven Clay Hunter, A.J. Buckley, Anna Paquin, Sam Elliott, Dave Boat, Carrie Paff, Calum Mackenzie Grant y John Ratzenberger. Fotografía: Sharon Calahan y Mahyar Abousaeedi. Edición: Stephen Schaffeer. Música: Jeff Danna y Mychael Danna.
Distribuidora: The Walt Disney Company. 
Fecha de estreno en Argentina: 26 de noviembre de 2015
Calificación: ATP (Apta para todo público)


Pixar estrenó su segundo largometraje este año, el número 16 de su historia. Al igual que con “Intensamente”, volvieron a apostar por una idea original, algo poco común en la actualidad de Hollywood, que inunda las pantallas de cines con precuelas, secuelas, reboots, remakes, spin-off, y un sinfín de derivaciones de sus más grandes éxitos.
“Un Gran Dinosaurio” presenta un mundo donde nunca cayó el meteorito que causó la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años, lo que permitió que estos animales evolucionaran y se volvieran civilizados. La película cuenta el viaje iniciático de Arlo, un inseguro y torpe apatosaurio de 11 años que tras la muerte de su padre, sufre un accidente al caer a un río caudaloso que lo arrastra a cientos de kilómetros de su familia. Esta situación límite lo obliga a enfrentar sus miedos por primera vez en la vida, desafiando a la naturaleza  durante el difícil viaje de regreso a casa. En el camino, conoce a Spot, un salvaje y valiente niño humano, que se convierte en su macota y gran amigo, estableciendo una divertida relación con roles invertidos.
“Un Gran Dinosaurio” cuenta una historia simple y sentimental, un film que se parece más a las producciones clásicas de Disney que a las de Pixar. Más aún cuando hay tantas similitudes con varias películas del estudio del ratón. El padre de Arlo es la versión en dinosaurio de Mufasa, de “El Rey León”, además hay claras semejanzas con “Bambi” y hasta un guiño a “Dumbo”.
Uno de los puntos fuertes de “Un Gran Dinosaurio” son sus increíbles paisajes recreados con animación CGI con un resultado hiperrealista que además logran convivir de manera orgánica con un diseño de personajes caricaturescos. Estos espectaculares escenarios se complementan y jerarquizan con la banda de sonido compuesta por  Jeff y Mychael Danna que remite a la música del Lejano Oeste.
A diferencia de “Intensamente”, un film notable pero que carecía de personajes entrañables, en “Un Gran Dinosaurio”, tanto Arlo como el pequeño Spot logran una empatía inmediata con el espectador, que garantiza además que se cumpla una de las máximas del estudio: una lágrima por cada sonrisa.
“Un Gran Dinosaurio” es una épica aventura con un claro mensaje de amistad y superación personal para disfrutar en familia. Una película con un final emocionante, que no apela al golpe bajo  sino al sentimiento genuino.

Trailer de "Un gran dinosaurio"

Ezequiel Dalinger



No te olvides de hacerte Fan en Facebook.com/zonadeanimacion

0 comentarios :

Publicar un comentario