domingo, 24 de abril de 2016


Merlin Crossingham, director creativo de Aardman, visitó Argentina para dar una conferencia y una clase magistral en el marco de la retrospectiva que el BAFICI organizó por los 40 años del estudio.


¿Cuál fue su recorrido por Aardman antes de convertirse en director creativo?

Empecé como animador hace 20 años, después me volví animador senior, supervisor de animación, director y ahora soy el directivo creativo de Walace & Gromit.

Aardman se caracteriza por conservar una manufactura artesanal en sus películas. Las huellas digitales de los animadores son parte de los personajes. ¿A qué se debe esa decisión estética?

Lo artesanal en nuestros films es la base del estudio, es como siempre lo hicimos y es como lo haremos en el futuro. Nuestras películas son personales, creemos que eso las vuelve exitosas. El público sabe que hay gente haciendo el film.
Somos británicos y las películas que hacemos son británicas, con humor británico, eso también hace que nuestros films sean únicos. En Aardman hacemos películas que nos hacen reír y queremos hacer nuestro trabajo cada vez mejor.

¿Qué diferencias encuentra a la hora de trabajar en una serie de televisión y una película?

Para las películas contás con más dinero, por lo que podes tener más gente, trabajar con detalles más elaborados y con más tiempo. En las series de televisión tenés menos dinero, la animación se hace más rápida pero aún así se tiene que ver bien.
En mi opinión, hay muchas series animadas de televisión que no se ven geniales pero lo entiendo porque tienen un presupuesto muy pequeño.

¿A quién considera  Aardman competencia y qué opina sobre ello?

Todos los que hacen una película para el público familiar son nuestra competencia: películas como las de Laika, Wes Anderson y su “Fantástico Sr Zorro”. No creo que sea un problema la competencia, considero es algo bueno porque permite que la industria crezca.  Además, nosotros somos un estudio pequeño, solo creamos un largometraje cada dos o tres años  mientras los grandes estudios lanzan hasta dos películas por año.

¿Qué riegos están dispuestos a realizar a la hora de producir una película?

“Shaun, el cordero. La película” fue un gran riesgo.  Cuando  Richard Goleszowski, el director de la película, comenzó estaba preocupado porque la película no iba a tener diálogos. Solo cuando el guión estuvo listo y la historia comenzó a ser fuerte, dijo: “Ok, es una buena idea, podemos hacerla”. A veces tomar riesgos es algo bueno.

¿Cuáles son los nuevos proyectos de Aardman?

El próximo año Morph cumple 40 años y para celebrarlo realizaremos varios microfilms de un minuto y medio para televisión. Serán simples, con un buen chiste para hacer reír a la gente. El proyecto más grande del estudio es la nueva película de Nick Park "Early Man" que se estrenará en 2018.

No te olvides de hacerte Fan en Facebook.com/zonadeanimacion

0 comentarios :

Publicar un comentario