jueves, 14 de abril de 2016


El viernes 8 de abril se exhibió “Historia de un Oso”, animación chilena ganadora del Premio Oscar 2016, con la presencia de sus realizadores en el marco de la “Noche de Cortos Latinos” evento realizado en la Alianza Francesa de Buenos Aires.


Ante un auditorio colmado “Historia de un Oso” se proyectó junto a otros tres cortometrajes argentinos: “Luminaris” de Juan Pablo Zaramella, “El Canto” de Inés Sedán y “Arroz y Fósforos” de Javier Beltramino quien además fue el gestor y productor del evento. Al finalizar, Gabriel Osorio, director de corto chileno,  junto a su directora de arte Antonia Herrera y su productor ejecutivo Pato Escala, participaron de una entrevista pública con el productor y periodista argentino Axel Kuschevatzky.
La animación producida por el estudio chileno PunkRobot hizo historia el 28 de febrero al obtener el premio Oscar® al Mejor cortometraje animado. No solo fue el primer Oscar para Chile, sino que también fue la primera estatuilla dorada para una animación latinoamericana.
El cortometraje cuenta la historia de un oso que recuerda su vida usando un diorama que va mostrando una serie de maquetas que representan la tragedia que vivió junto a su familia al ser capturado por un circo.  Osorio contó que la historia estuvo inspirada en lo que vivió su abuelo durante la dictadura chilena, cuando fue encarcelado por dos años y luego exiliado a Inglaterra. 
Para Pato Escala: “En la región entera de Latinoamérica se está produciendo animación de calidad que cuenta de nosotros, de lo que hemos vivido, que defiende nuestras raíces”. Además agregó que “Historia de un Oso” puso en tema de conversación la dictadura del 73 de la que Chile de alguna manera no quiso hacerse cargo.
 “Pato Escala me había mostrado apenas un frame y me había parecido muy lindo pero la verdad no le di mucha bola porque estaba absolutamente extasiado por Metegol”, contó Beltramino. “Mientras nosotros estábamos obsesionados por la perfección visual, incluso con la sana motivación por igualar o superar a Pixar, ellos desde su pequeño estudio estaban simplemente contando un cuento hermoso una excelencia técnica puesta al servicio de ese cuento.”
Osorio contó que lo más complejo fue la financiación del cortometraje. Contaron con el apoyo del Gobierno de Chile que les otorgó 30 mil dólares que se terminó en el primero de los cuatro años de producción. El resto de los aportes fueron de los realizadores, con ingresos que obtuvieron por su trabajo en publicidades. Desde lo técnico, lo más difícil que tuvieron que resolver fue el pelo del oso. En un momento pensaron en que no tuviera pelo, que fuera pelado. “En Punkrobot nos gusta hacer proyectos con estéticas súper buenas aunque no es nuestro objetivo lograr un render perfecto con detalles”. “Nosotros teníamos la libertad que viene con no tener dinero” agregó Antonia Herrera.
Para la directora de arte, uno de los hechos más trascendentes que lograron con la nominación al Oscar fue poder visitar los estudios Pixar, DreamWorks, Sony y Paramount donde mostraron su corto a los animadores y a personas que admiran como a John Lasseter, director de “Toy Story”.
Tras haber ganado un Oscar, PunkRobot está conversando con una productora de Los Ángeles para realizar su primer largometraje animado. También continúa con la preproducción de una serie y en la búsqueda de su financiamiento y en la etapa de producción de otra serie animada para Cartoon Network.


No te olvides de hacerte Fan en Facebook.com/zonadeanimacion

0 comentarios :

Publicar un comentario