martes, 7 de junio de 2016


“Belisario: El pequeño gran héroe del cosmos” es una idea original del Planetario Ciudad de La Plata que abordará la historia de la austronáutica argentina.


Las aventuras de un pequeño ratón astronauta, a través del cual se relata la rica historia aeroespacial de la Argentina para el público infantil. De eso se trata “Belisario: El Pequeño Gran Héroe del Cosmos“, que tendrá formato de producción fulldome. Este formato es capaz de generar entornos inmersivos al ser proyectado sobre un domo — una cúpula semiesférica — de un planetario. El domo queda así impregnado por el contenido proyectado, el cual puede desarrollarse en tiempo real o pre-renderizado con animaciones por ordenador, imágenes de captura en directo, o composiciones del entorno.
La historia de los proyectos y desarrollos aeroespaciales argentinos es una temática aún poco conocida por el público no especializado. Esta actividad se desarrolló activamente entre las décadas de 1960 y 1980, destacándose el lanzamiento de cohetes de fabricación nacional con ratones, e incluso un mono, en cápsulas apropiadamente acondicionadas, el uso de cohetes sonda para el estudio de la alta atmósfera, entre otros hechos relevantes. La serie animada retratará alguno de estos hechos a lo largo de sus 13 capítulos previstos para la primera temporada.
“Belisario: El Pequeño Gran Héroe del Cosmos” es una idea original del Planetario Ciudad de La Plata, dependiente de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Dirigido por el cineasta platense Hernán Moyano (productor de “Habitaciones para turistas”, “No moriré sola”, “Sudor frío”, “Penumbra”, entre otras) y producido porYashira Jordán (directora de “Durazno”, “Dubicel”). Los guiones corren por cuenta del director yPablo Javier Santamaría (coordinador del área de producción audiovisual del Planetario Ciudad de La Plata), con la supervisión del Ing. Pablo de León, autor del libro “Historia de la actividad espacial en la Argentina” y el Ing. Dr. Marcos Actis, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata y Jefe de Proyecto Tronador II.
La serie es desarrollada en coproducción con el estudio de animación Celeste Estudio Creativo y la productora Cut to the chase gracias al financiamiento de la Fundación Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata. Hablamos con su director, Hernán Moyano, para que nos cuente sobre el proyecto.


Tu trayectoria está atravesada por el cine de género. ¿Cómo llega tu incursión al mundo de la animación?
Hace un año me volví a vincular con Yashira Jordan, una muy interesante realizadora boliviana, que había sido alumna mía en la carrera de Comunicación Audiovisual de la UNLP. Yo estaba buscando un estudio de animación para llevar adelante el proyecto animado “Belisario” junto con el Planetario ciudad de La Plata. En cuanto llegue a Celeste Estudio Creativo y vi que la directora era ella, entendí que no había otro lugar mejor para llevar adelante este proyecto. Desde allí, Yashira me propuso vincularme con el estudio y producir su cortometraje stop motion “Dubicel” que hacía mucho tiempo que estaba en carpeta y no podía concretarse. Ese fue el puntapié inicial para mi vinculación con la animación y hoy es un campo que me apasiona y en el cual espero poder volcar también mi pasión por el género. Mi idea es generar la primera película de horror animada de nuestro país.

Actualmente estás en desarrollando “Belisario”, primera serie en formato fulldome de Argentina de las que sos director. ¿De qué se trata?
“Belisario” es la historia de un ratón que vive en un observatorio y en una de sus habituales rondas, descubre la máquina del tiempo. Con ella viaja en el tiempo tratando de escribir su nombre en la historia de la astronáutica argentina y a la vez de encontrar a una ratona llamada Dalila. Tanto Belisario como Dalila son ratones reales que Argentina envió al espacio a mediados de los años 60. La idea es poder tomar elementos reales dentro de un relato fantástico y de aventuras, destinado al público pre adolescente.

¿Cómo surge la idea de realizar una serie de animación en formato fulldome?
Hace 2 años y medio visite el planetario Ciudad de La Plata para su inauguración y quedé maravillado por este formato poco habitual. Es un formato que se proyecta en una cúpula de 180 grados en una calidad de 4K. El material que vi en esa ocasión me pareció un poco antiguo y sobre todo me chocó que estuviese hablado en otro idioma. Pensé: ¿por qué con el talento local que hay en La Plata, no podemos generar material propio con temáticas locales y con posibilidades de exportar a otros países? Allí fue donde acerqué la idea a los responsables del planetario y tanto los directores de gestión, Diego Bagú y Martin Schwartz como el Coordinador del Área de Desarrollo de Contenidos del Planetario, Pablo Santamaría estuvieron muy entusiasmados en llevar adelante proyectos vinculados a este formato. En charlas con Pablo, surgió la idea de poder contar la historia de la astronáutica y allí apareció “Belisario”. El formato es muy particular y para mí como realizador es muy desafiante, ya que para narrar hay que tener en cuenta que el espectador tiene que estar obteniendo información no solo desde lo que sucede frente a él, sino también estar atento a lo que sucede arriba, a sus espaldas y a los lados. Es realmente algo nuevo y que estamos aprendiendo a controlar a medida que avanzamos con el desarrollo de la serie. En este punto, los talentos del estudio Celeste Estudio Creativo son indispensables y sin su conocimiento no podríamos lograrlo.

¿En qué etapa de producción se encuentra la serie?
Está en pleno desarrollo de personajes, fondos y ya realizando el animatic. Lo interesante es que cada paso es testeado en el planetario y entonces es como poder probar el resultado de una escena en un cine cada día de rodaje. Es algo único. Por otro lado, tanto los responsables de la composición musical como los animadores se encuentran trabajando en paralelo. El piloto tiene fecha de estreno prevista para diciembre de este año, así que estamos trabajando muy duro para cumplir con el compromiso.

¿Qué desafíos artísticos y comerciales tuvieron que afrontar en relación con el formato?
Todo el concepto de narrar en este formato es un desafío enorme. Partiendo de la base que no tenemos a quien consultar para evacuar dudas. No hay referentes cercanos y todo es un campo de experimentación enorme. Desde la técnica hasta lo artístico. Pero a la vez, para mí como realizador significa la posibilidad de borrar mucho de lo que aprendí en la escuela de cine y reescribir las posibilidades que un formato como este pone al alcance. La primera duda fue ¿cómo compongo un plano que ocurre 180º del espectador? Partiendo de esa base, en adelante, todo es una incógnita. Cómo funciona la puesta en escena, el montaje, el ambiente sonoro, el diseño de producción, etc. No hay certezas. Eso me parece sumamente excitante y motivador. Lo poco que he visto producido en este formato, es sumamente visual y no hay una línea narrativa detrás. Por esta razón, creo que la serie será muy llamativa y esperamos poder exportar el formato a otros países que ya tienen historia dentro de este formato, como también poder convertirnos en productores de contenidos nacionales. Hay tantos campos para explorar dentro de la divulgación científica que pueden encontrar un vehículo adecuado en series destinadas a los más chicos.

Desde lo formal, el formato presenta características propias para la realización. ¿Cómo fue el proceso de pensado de la puesta? 
Lo que más me excitó cuando surgió la posibilidad de comenzar con el desarrollo de “Belisario” fue justamente las posibilidades desde la puesta que el formato presenta. Soy extremadamente fan del formato panorámico. Del Panavision. Me encanta el trabajo de directores como De Palma, Welles, Carol Redd, Leone, etc. Directores que aprovechan el scope y explotan la composición visual al extremo. Por esto, el tener una pantalla 180º es un lujo. Desde que me senté a trabajar con los animadores de Celeste Estudio Creativo, les mostré referencias que tienen que ver con el trabajo de Spielberg, de Leone. Vimos muchos western y sobre todo películas de los 80´s. Mi idea es que la serie tenga el espíritu del cine de esa década pero con un vuelo visual potente, más cercano al cine clásico. Tal es así, que para una de las escenas centrales del piloto, queremos homenajear al De Palma de “El sonido del miedo” y hacer un plano secuencia giratorio en el domo. También pedí que experimentemos con el uso de lentes partidos y otros tantos trucos visuales que están un poco olvidados en el cine moderno. Para mí es como estar en un parque de diversiones. Las posibilidades son inacabables. Sobre todo al tratarse de animación.

Además de la exhibición en el Planetario de la ciudad de La Plata, ¿Tienen pensado proyectarlo en otras salas?
Si. El piloto esta producido en fulldome, pero tenemos idea de tener una alternativa en formato panorámico para poder mostrar tanto en televisión como en cines. Aunque sea en proyecciones alternativas. También se prevé que “Belisario” sea la mascota del Planetario y sirva para poder generar contenidos directos para web.

Por último, ¿Cuáles son tus expectativas con la serie?
Que sirva para que se sigan produciendo contenidos en este formato desde La Plata para el exterior. Lograr que se entienda que en la ciudad hay un talento enorme formado en la universidad pública y que no hay necesidad de salir a buscar contenidos extranjeros. Y sobre todo lograr que lo más chicos se interesen por la ciencia. Me parece que la apertura que la gente del Planetario Ciudad de La Plata está teniendo sobre la divulgación científica no hace otra cosa que acercar a la comunidad a espacios de reflexión y aprendizaje.

Esta entrevista fue publicada originalmente en Ultracine el 31 de mayo de 2016.


Ezequiel Dalinger


No te olvides de hacerte Fan en Facebook.com/zonadeanimacion

0 comentarios :

Publicar un comentario