martes, 23 de agosto de 2016

Juan Pablo Zaramella es uno de los máximos exponentes nacionales de la animación independiente. Tras haber sido honrado con una retrospectiva de su obra en el Festival de Annecy (Francia), el certamen de animación más importante del mundo, comenzó a trabajar en la realización de su cortometraje “Onión” y la serie “El hombre más chiquito del mundo” que están próximos a estrenarse. En esta nota, cuenta de qué se tratan sus nuevos proyectos.


¿Cómo nació la idea de tu nuevo cortometraje “Onión”?
“Onión”  surgió a después del éxito de “Luminaris” (NdR: Es uno de los cortometrajes más premiados de la historia, con 326 premios en todo el mundo, incluyendo el del público y el de la crítica en Annecy 2011, y estuvo preseleccionado al Oscar al Mejor Corto Animado.) Pero a pesar de todos los premios que obtuvo no fue realmente un corto que me diera mucha ganancia. Entonces me di cuenta que el corto no implica una ganancia en sí mismo, pero si es el mejor formato para experimentar. Si hago cortos, es para probar lo que nunca voy a poder probar en otros formatos más comerciales como en un largometraje o una serie.
Como la mayoría de mis cortos, “Onión”  surgió de una manera bastante improvisada. No me senté un día a escribir la historia de principio a fin. Empezó como un proyecto experimental, tenía la estrafalaria idea de probar el stop motion con una función de un celular. Explorando la idea se me ocurrió expandirla, hasta que terminó convirtiéndose en una historia de 22 minutos. La idea original fue desapareciendo porque no terminó de funcionar. El corto cobró vida propia. Empecé con una idea que terminé abandonando sobre el proceso.

¿Qué técnicas utilizaste en el corto?
En “Onión” usé stop motion, time laps (es lo único que quedó de la idea original), 3D digital, 2D, Cut Out digital y live action. Es la primera vez que hago live action puro. El corto es el formato que encontré para llevar adelante el experimento de  mezclar distintas técnicas y distintos formatos narrativos en una sola película. Esto no quiere decir que sea una película homogénea, todo lo contrario, es lo más heterogéneo que hice en mi vida, heterogéneo extremo. En este corto hice lo quería, sin pensar en qué público lo va a ver, espero obviamente que le guste a alguien. Sé que no va a ser un corto popular como lo fue “Luminaris”, pero no lo hice con ese objetivo.

¿Cómo surgió la idea de buscar financiamiento a través de una campaña de crowdfunding?
Surge a raíz de ver que otros colegas animadores de todo el mundo comenzaron a tener éxito con sus proyectos con crowdfunding e hice el intento para ver qué pasaba y la verdad es que funcionó muy bien. Conseguimos el 150 % del presupuesto que pedimos, que no era el presupuesto total del proyecto pero quería empezar con un cifra realista para que se pudiera conseguir. Esto ayudó bastante al inicio del proyecto, después conseguimos más dinero a través del INCAA que decidió hacer una pre-compra del proyecto, y también aplicamos al mecenazgo y conseguimos el total. Es mi primer corto financiado totalmente, no tuve que poner plata de mi bolsillo. El hecho de haberse producido es la suma del éxito de “Luminaris”  y  mi trayectoria previa. Lo que hay que ver ahora es si alguien va a querer invertir en una película mía después de ver “Onión”. (risas)


 Actualmente estás en plena producción de “El hombre más chiquito del mundo”. ¿Qué podés adelantar de este nuevo proyecto?
Es un proyecto mio que tiene cinco años, lo empecé apenas terminé “Luminaris”. Empecé la serie  pensando que lo iba a poder producir solo, con un equipo muy reducido. Con  el tiempo le fui dando complejidad porque daba para mucho más de lo que había pensado al principio hasta que llegó un momento en el que me di cuenta que no podía producirlo sin  dinero externo. Fueron cinco años en los que hable con productores de todo el mundo, alguno se interesaron pero no lo veían económicamente factible, otros lo veían muy difícil de producir.
“El hombre más chiquito del mundo”  está siendo realizada por dos productoras francesas, Les Films de l'Arlequin y JPL Films, y pronto también tendrá una coproductora argentina.  La serie está compuesta por 52 capítulos de 1 minuto de duración cada uno. El personaje animado en stop motion interactúa en espacios reales con actores reales, extras en general porque nunca se les ve la cara. Ya hice todo el rodaje en vivo en Rennes, Francia y una buena parte de la animación todavía se está produciendo allá. En la segunda mitad del año, se hará una parte de la animación en Argentina. Va a estar lista para 2017.

¿Ya sabés cuál será tu próximo proyecto?
Está el siempre postergadísimo proyecto de largo. Ahora con la serie no puedo pensar en eso pero creo que más a fin de año voy a tener un poco más en claro con qué voy a seguir. Tengo una idea de largo a la  que todavía no le di forma, tampoco sé cómo se va resolver técnicamente. No sé si es animación, si es vivo o una mezcla. De lo que si estoy seguro es que me encantaría que mi próximo proyecto fuera un largo.
Ezequiel Dalinger

Trailer de "Onión"

No te olvides de hacerte Fan en Facebook.com/zonadeanimacion

0 comentarios :

Publicar un comentario