miércoles, 14 de junio de 2017


Del 1 al 6 de junio se realizó en Buenos Aires la segunda edición de ANIMA LATINA, Festival de Cine de Animación Latinoamericano. La animación mexicana fue la gran vencedora.

Ganadores y jurados en el acto de premiación en el Centro Cultural San Martín.
Con entrada gratuita a todas las funciones y actividades, se desarrolló durante seis días el único festival dedicado exclusivamente a la animación de la región. De su segunda edición participaron más de 90 producciones de doce países entre los que se incluye Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela. El jurado conformado por Andrés Valenzuela, Marta García y Pablo Rago otorgó el premio a Mejor Largometraje a “La leyenda del Chupacabras” de Alberto “Chino” Rodríguez (México). Los integrantes del Jurado de cortometrajes, Mariano Bergara, Marlene Nascimento Da Silva y Silvina Cornillón, le otorgaron el premio a “Amor, nuestra prisión” de Carolina Corral (México) y una mención especial a “Chatarra” de Walter Tournier (Uruguay). En la competencia de cortometrajes realizados en escuelas de cine, el jurado conformado por Becho Lo Bianco, Hernán Moyano y Natalia Gómez Galeano premió a “El pescador” de Willka Romero y Mayra Buxareo del Instituto de Arte Cinematográfico de Avellaneda (Argentina) y “Ahí viene un avioncito” de Nicolás Gastón Sole de la Universidad de Buenos Aires obtuvo una mención especial. Por último, el premio al cortometraje realizado por niños y adolescentes, otorgado por Carlos Martínez Bourio, Jacqueline Baffico y Santiago Contreras, fue para “Plan 99” del Taller del Coco. La directora Liliana Romero, tuvo también un reconocimiento especial por su contribución al cine de animación argentino.
ANIMA LATINA tiene un fuerte compromiso con los nuevos talentos regionales y lo celebró en esta edición con un homenaje al joven animador argentino Pablo Polledri a través de una retrospectiva de su obra. También tuvo lugar un foco al cine de animación colombiano, en el que se pudo ver una selección de cortometrajes contemporáneos y se realizó una actividad especial sobre el conflicto armado acompañada por la proyección del film “Pequeñas voces” de Jairo Eduardo Carrillo y Óscar Andrade.
En el marco de las dos jornadas de formación académica y profesional, ANIMA LATINA conmemoró el centenario de la animación en Argentina y Brasil con un panel integrado por el productor brasileño Felipe Haurelhuk y la investigadora argentina Mónica Kirchheimer. Otras de las actividades destacadas fueron las charlas sobre distribución, financiación colectiva, animación tradicional y 3D, y el estudio del caso de la serie argentina “Plim Plim” que ha conseguido un exitoso recorrido internacional.
Para su tercera edición, el festival tiene previsto el lanzamiento de ANIMA LATINA LAB, una clínica de desarrollo de proyectos que tendrá como objetivo contribuir a la capacitación y el desarrollo de proyectos de jóvenes realizadores de la región.

No te olvides de hacerte Fan en Facebook.com/zonadeanimacion

0 comentarios :

Publicar un comentario